Estamos acostumbrados a escuchar hablar del calendario de vacunación para niños y las edades a las que se deben aplicar las vacunas. Sin embargo, hay un número de vacunas que también se aplican cuando estamos en la edad adulta. De hecho, es muy posible que algunas de las vacunas que hoy en día se ponen a niños no estaban disponibles o no existían cuando muchos ancianos de hoy eran niños.

Esto no significa que los adultos y ancianos no estén en riesgo de contraer ciertas enfermedades en la edad adulta. De hecho, es recomendable que las personas mayores reciban ciertas vacunas para evitar complicaciones mayores. No en vano, desde las autoridades sanitarias se hacen estas recomendaciones en los periodos en los que se detecta que puede haber riesgos de contagio.

¿Qué vacunas para personas mayores son recomendables?

Las principales vacunas para personas mayores que suelen recomendarse son las que describimos a continuación:

Influenza

Se trata de una vacuna que se recomienda a partir de los seis meses. Pero que los mayores deben tener muy presente. El efecto que produce una vacuna de inmunizar contra la enfermedad no dura toda la vida, sino que tiende a disminuir con el paso del tiempo. A esto habría que añadir que el virus de la gripe suele sufrir mutaciones y cambios. Por lo que no siempre afecta de la misma manera. Esto hace que sea recomendable actualizar la vacuna cada año.

Herpes Zoster

Este virus es el mismo que origina la varicela. Las personas que han pasado la varicela cuando fueron niños pueden llevar el virus con ellos aún, pero permanece inactivo. De forma que se puede reactivar en cualquier momento. La reactivación de este virus provoca la culebrilla. Por eso, es conveniente que las personas mayores de 60 años se vacunen contra la varicela zoster, con la vacuna llamada Zostavax.

Enfermedad neumocócica

Esta enfermedad viene provocada por la bacteria Streptococcus pneumoniae. Y suele surgir por una complicación de una gripe. Las personas adultas tienen más riesgos de sufrir esta enfermedad que se contagia por contacto directo de persona a persona. Es recomendable recibir esta vacuna para los adultos de más de 55 años.

Tétanos, difteria y tosferina

Estas tres enfermedades pueden resultar mortales para cualquier adulto por lo agresivas que son. Por ello, se recomienda que las personas adultas reciban la vacuna Tdap-Adacel que previene contra estas tres enfermedades.

Según lo que hemos visto las vacunaciones no son algo exclusivo de los niños. Sino que son una medida preventiva muy importante que debe tenerse presente incluso en edades adultas. Hay determinados colectivos de la población que son especialmente vulnerables a ciertas enfermedades y que deben ser vacunados para minimizar el riesgo de enfermar que en ellos puede ser mortal.

Factores de riesgo frente a estas enfermedades pueden ser personas con problemas cardíacos, respiratorios o que puedan padecer diabetes. En estos colectivos es aún más importante realizar la vacunación para evitar las consecuencias estas enfermedades en edades avanzadas. Por ello la importancia de las vacunas en personas mayores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *