Nadar es una actividad esencial y saludable para cualquier edad. Por ello, los mayores cada vez más practican la natación. Este deporte es muy beneficioso y completo, y muchos de nosotros desconocemos todos sus beneficios.

Por eso, recomendamos esta actividad para nuestros mayores. Pero hay que tener en cuenta que, dependiendo del estado de cada persona, no todos pueden realizar natación. Y que los que lo practiquen, deben adaptarse a sus condiciones físicas. Siempre consultando con un profesional. 

¿Qué beneficios presenta la natación?

Nadar de forma segura, evita el impacto físico en las personas mayores. Y no solo puede verse como ocio o como un deporte más, sino que debemos ver las numerosas ventajas que presenta esta actividad:

  • La natación es muy buena para el sistema cardiovascular y respiratorio. Aumenta la capacidad pulmonar.
  • Mejora la fuerza y la resistencia muscular.
  • Aumenta la flexibilidad de las articulaciones.
  • Tonifica todo el cuerpo.
  • Es un método muy bueno de relajación y baja tanto el estrés como la ansiedad.
  • La natación es un ejercicio muy completo, por lo que aumenta el gasto calórico, elimina las grasas y ejercita todo el sistema muscular.
  • El riesgo de tener una lesión es mínimo y la tensión de las articulaciones es menor, por el medio en el que se realiza (el agua).

Recomendaciones para empezar a nadar

  • Nadar dos veces en semana. Y como mínimo media hora cada vez.
  • Hacer esta actividad en grupo o acompañado. Así se disfruta más de esta actividad, además de tener supervisión por si ocurre cualquier cosa.
  • Empezar de forma cada vez más progresiva y con una intensidad suave. Así se evita la llamada fatiga prematura.
  • Por prevención, se recomienda utilizar zapatillas para los accesos y las duchas para evitar resbalones. Y si resulta resulta complicado  el suelo de la piscina, también se puede optar por unos calcetines especiales para el agua.
  • Al salir del agua se recomienda tomar una ducha. Y una vez que que se esté completamente seco aplicarse una crema hidratante en la piel, masajeándose todo el cuerpo.
  • Combinar la natación con paseos durante el día con menos intensidad solar.

natación para personas mayores

¿Qué ejercicios de natación recomienda hacer a la tercera edad?

Cuando se tiene una edad avanzada muchos ejercicios cuestan mucho más que a otras edades. Por ello es mejor empezar con sencillos ejercicios en el agua. Algunos ejemplos son:

  • En la parte más baja de la piscina, caminar por todo el espacio con los brazos dentro del agua.
  • En mitad de la piscina, en la parte media, ponerse en posición horizontal, boca abajo sin sumergir la cabeza. Y comenzar a hacer movimientos con los brazos y las piernas de forma circular (el típico “nadar a perrito”)
  • Con una tabla de flotación, ponerse en posición horizontal. Sujetar la tabla con los brazos extendidos y con las piernas dar patadas de crol. 
  • Otro ejercicio muy efectivo, es ponerse boca abajo en posición horizontal con una tabla de flotación a la altura de las rodillas e ir avanzando haciendo brazadas de estilo libre. 
  • En posición horizontal, extender un brazo y con el otro realizar brazadas acompañadas de una patada al estilo crol.
  • Colocarse boca arriba, manteniéndote flotando, y apoyarse con movimientos casuales de brazos y piernas.

Estilos de natación para los mayores

El crol es el estilo que más se recomienda. Pero los primeros ejercicios siempre se tienen que basar en ejercicios de flotación, para ir perdiendo el temor al agua e ir adaptándose a la sensación de profundidad.

  • El estilo crol: ayuda a ir desarrollando altas coordinaciones en una posición hidrodinámica bastante favorable para el nadador.
  • Nadar estilo espalda: hace que se complemente el estilo crol.
  • A braza: hace que el nadador tenga más seguridad. Porque el cuerpo no se desequilibra en ningún momento, la propulsión es totalmente simétrica y se tiene mayor dominio en el cuerpo. Debe realizarse con total precaución porque puede hacer que se tenga molestias lumbares y tensiones cervicales por no usar bien la respiración.

La natación es un deporte bastante completo para cualquier edad. Pero para los mayores presenta una forma de hacer deporte bastante segura. Y es que tener una buena actitud no viene condicionado con la edad.

Podemos ver casos ejemplares como Ruperto Sanjuan que con sus 95 años y durante más de 20 años cruza a nado la travesía al Puerto de Valencia. Nunca es tarde para empezar un deporte tan beneficioso como la natación. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *