La percepción de los ancianos ha ido cambiando. Antes, las personas mayores eran apreciadas, respetadas y disponían de poder. En algunas culturas, incluso eran venerados. Pero hoy en día, muchos de ellos, por un mal entorno, han pasado de ser los más sabios gracias a su experiencia a ser una molestia. Parece que no ocurre, pero el maltrato en personas mayores está a la orden del día.

Es un tema tabú, pero debemos sacarlo a luz y acabar con esta terrible situación. Los mayores han dado su vida por nosotros. Ahora están en sus últimos años, con mayor debilidad. Debemos ayudarles y evitar las situaciones de violencia en ellos. No se lo merecen.

El maltrato en personas mayores no es solo la acción de dañar a esa persona. Una negligencia en su atención primaria para su bienestar, también es violencia. Y normalmente los agresores de los mayores suelen ser los hijos. Pero también se dan casos en los que maltratan son otros parientes, vecinos, cuidadores o amigos…

En el caso de los hijos, muchas veces suelen maltratar por culpa de las drogas. Ya que exigen dinero o se encuentran en un estado mental fuera de sí, y no son conscientes realmente de como tratan a sus padres, ya personas mayores. Pero la causa más común es por culpa del síndrome del quemado. Que se da cuando los cuidadores tienen un gran estrés por el cuidar a las personas mayores con dependencia, y lo pagan con ellos sin motivo alguno.

Como hemos dicho antes, no solo pegar es maltrato. Existen multitud de maltratos en el ámbito doméstico e institucional:

Tipos de maltrato en personas mayores

  • Negligencias: es el tipo de maltrato más común. Consiste en la dejadez, intencionada o no, de las obligaciones que tiene que realizar el cuidador con la personas mayor. En lo que se refiere a necesidades básicas como alimentación, higiene, vestimenta… Este tipo de maltrato se suele detectar por la desnutrición, deshidratación, vestimenta sucia… de los ancianos.
  • Psicológico: este tipo de maltrato, por desgracia, también se da con mucha frecuencia. Es complicado de detectar, ya que no hay nada que llame la atención visiblemente. El maltrato psicológico que sufren las personas mayores son amenazas, insultos, humillaciones… Lo que puede desembocar en miedos, depresiones o apatías, entre muchas otras cosas.
  • Económico: con la crisis, este tipo de maltrato ha aumentado considerablemente. Consiste en utilización del dinero o de los bienes materiales de las personas mayores sin su consentimiento. Para ello utilizan engaños, robos o abusan de la confianza de los ancianos. El tipo más común de llevar a cabo el maltrato económico es cogiendo el propio dinero, utilizando firmas de poderes o falsificando testamentos para apropiarse de los bienes de las personas mayores sin su consentimiento.
  • Físicos: aquí entran los golpes, empujones o contenciones. Es la más fácil de detectar, ya que suele dejar secuelas bastantes visibles en las personas mayores.
  • Sexuales: son los menos comunes, pero hay casos en los que se dan. Personas que se aprovechan de los ancianos con intentos o actos de acción sexual sin consentimiento. Incluso se han dado caso de fotografías con contenido sexual de ancianos.
  • Violación de derechos: este maltrato consiste en privar a la persona de los derechos que le corresponden o de las decisiones sobre su vida privada. No hay que limitar lo que se piense que es mejor para esa persona, sino pensando que quiere la persona mayor. En muchas ocasiones se llega a este tipo de maltrato por la sobreprotección.
  • Síndrome de la abuela esclava: afecta a las mujeres mayores que tienen una responsabilidad directa de ama de casa, cuidadora y funciones que han desempeñado a lo largo de sus propios años. Es a lo que suelen estar acostumbrados las personas más allegadas a ellos, por lo que siguen exigiéndoselo. Pero esto les puede generar sufrimiento cuando no se vena capaces de desempeñar sus propias tareas y deterioro de la calidad de vida.
  • Síndrome de Diógenes: asta forma  de maltrato se podría denominar automaltrato. Se trata de una conducta de aislamiento con ruptura tanto de relaciones sociales como de necesidades básicas. Son personas totalmente solitarias y que rechazan todo tipo de ayudas, negando que necesiten ayuda alguna.
  • Contención física: este maltrato se da cuando se limita al anciano a hacer una vida normal. Se les limitando el movimiento y la actividad física.
  • Contención química o farmacológica: se da cuando se le da un uso indebido de medicamentos a los ancianos, como drogas psicotrópicas, sedantes o tranquilizantes. También se puede dar el caso de que no se le suministre la medicación recetada por el médico.

Víctimas de maltrato en personas mayores:

mujer sola

  • Las víctimas de maltrato suelen ser en su mayoría mujeres.
  • Sobretodo si son mujeres solas, viudas o separadas. Es normal que sientan una gran soledad, porque nadie las visita ni las consuela.
  • Suelen tener más de 75 años.
  • Tienen grandes deterioros funcionales y/o cognitivos, por lo que son muy dependientes de sus cuidadores.
  • Cuidador principal: familiar con una edad superior a los 55 años.
  • La manera en la que puede detectarse más fácilmente es por los servicios sociosanitarios. Quienes observan lesiones físicas, mala higiene, malnutrición o tristeza con mucha frecuencia.

Maltratadores de personas mayores:

  • Suelen tener parentesco con la víctima (hijos/as, esposo/a, hermano/a).
  • No acepta el papel de cuidador. Por lo que no asume la responsabilidad que ello conlleva.
  • El maltratador suele depender económicamente del anciano.
  • La vivienda en la que se da el maltrato no es del agresor, sino de la víctima.
  • Consumidor de fármacos, alcohol o drogas.
  • Antecedentes psiquiátricos o de alteración de la personalidad.
  • Tiene poca vida social.
  • Renuncia a ayudas médicas/sociales de la comunidad.
  • En las entrevistas suele resultar hostil, suspicaz e irritable.
  • Frecuentemente pierde de control de las situaciones.
  • Los maltratadores suelen tener una historia previa de violencia familiar. Por lo que muchas veces no lo ven ni como maltrato ellos mismo, creen que es una situación normal.
  • Puede que padezcan estrés derivado de diversas causas (desempleo, problemas económicos y/o familiares, enfermedades crónicas…)

Como vemos existen multitud de maltratos invisibilizados en la sociedad. Y aunque existe un día especial, el 15 de junio, “Día Internacional de Toma de Conciencia sobre el Abuso y Maltrato en la Vejez”, no somos conscientes de la cantidad de personas mayores que se encuentran en esa situación. Debemos tomar ese día como reivindicación y ponernos en contra de esta violencia.

Los malos tratos en ancianos son un problema que cada vez afecta a más población. Se necesita un compromiso colectivo para darle la importancia que tiene esta situación. Debemos ayudarles, ya que las víctimas suelen vivir en silencio por falta de información, por miedo, por su capacidad de comunicación, o por la creencia de que nadie va a creer lo que dicen. Además muchas personas mayores aguantan esto porque quien les hace el daño son sus hijo o familiares a los que no quieren dañar. Y todo ello sin contar con la desconfianza del proceso jurídico que tienen los ancianos.

El maltrato en personas mayores es un problema real. Que para erradicarlo se deben aunar esfuerzos. Debemos escuchar a los ancianos y estar atentos para detectar el problema lo antes posible. Incluso hacer campañas de sensibilización sobre el tema en la sociedad. Debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para que nuestros mayores tengan salud, bienestar y felicidad en los años que le queden de vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *