Hay muchos mitos sobre la diabetes que hacen más difícil que la gente tome en serio los hechos, como que la diabetes es una enfermedad grave y potencialmente mortal. Estos mitos pueden crear una imagen de la diabetes incorrecta, llena de estereotipos y negativismo. Haciendo que la persona que padece de diabetes tome medidas drásticas sin antes tener conocimiento sobre lo que padece. Que a pesar de no tener cura, es fácilmente controlada.

Gracias al portal Statista se determinó la tasa de mortalidad en todo el mundo en el año 2017. De manera gráfica se presenta de la siguiente forma:

Diabetes

De acuerdo con la descripción que el portal ofrece, “Esta estadística representa el número de muertes provocadas por la diabetes a nivel mundial en 2017. En ese año, el número de muertes como consecuencia de la diabetes en individuos con edades comprendidas entre los 20 y los 79 años. En Europa ascendió a aproximadamente 500.000. Por su parte, la región del Pacífico Occidental contabilizó un número de fallecimientos superior a 1,3 millones.”

Conociendo la diabetes

Considerando y sabiendo que una enfermedad crónica, es una enfermedad irreversible que no tiene cura, podemos referirnos a la diabetes como una enfermedad que se presenta cuando el nivel de azúcar en la sangre es demasiado alto. El cuerpo al necesitar energía, utiliza las dosis de azúcar que ingiere una persona, ya que las células necesitan de este elemento. Cuando se padece de diabetes, el páncreas el cual es el encargado de producir insulina, no genera lo suficiente o en algunos casos casi nada de insulina. Y por consiguiente, la glucosa que se adquiere tras ingerir alimentos ricos en azúcar se quedan en la sangre y no llega a las células.

Podría decirse, en palabras más simples, que la diabetes es el nivel de azúcar en la sangre tras un fallo del páncreas. Al no poder producir insulina, la cual es la encargada de llevar el azúcar o la glucosa a las células. Y aunque la diabetes no tiene cura, es una enfermedad con la que se puede vivir tras llevar un estilo de vida adaptado a esta enfermedad. Y tomando las medidas necesarias para controlar la diabetes.

diabetes

Dentro de los problemas que pueden causar la diabetes debido a los altos niveles de glucosa en la sangre, encontramos que:

  • Hace propensa a la persona de sufrir enfermedades del corazón.
  • Produce lesiones en los nervios y en los pies.
  • Enfermedades dentales.
  • Problemas en los ojos, y causa de accidentes cerebrovasculares.
  • Capaz de producir enfermedades de los riñones.

Síntomas de diabetes

  • Cansancio.
  • Sensación de hambre y sed.
  • Perdida de peso sin conocimiento de la persona.
  • Orinar constantemente, y más de lo habitual.
  • Problemas en la visión, como tenerla borrosa.
  • Desarrollo de infecciones en la piel y dificultad para sanar heridas, teniendo un proceso de curación lento.

Existen algunos agentes y situaciones externas que ayudan de forma negativa a que una persona desarrolle diabetes con mayor facilidad. Entre los factores más conocidos están:

  • Tener obesidad o estar en sobrepeso.
  • Padecer de hipertensión arterial.
  • Tener el colesterol elevado.
  • Tener parientes con diabetes, puede ser hereditaria.
  • En el mayor de los casos se presentan en personas con más de 45 años. 

Previniendo la diabetes

Prevenir una enfermedad puede resultar, para alguno,s una tarea de éxito el 100 %. Pero para otros no. Esta claro que el organismo de cada individuo es diferente en su totalidad. Por lo que las medidas que pueden tomar una pareja, por ejemplo, no garantiza que los dos prevengan tener diabetes. Ya que existen muchos factores que pueden influir en el resultado. Por lo que puede existir la posibilidad de que ambos desarrollen o no la diabetes o de que alguno de los dos padezca de diabetes, así haya seguido un estilo de vida acorde a las sugerencias para evitar esta enfermedad.

Debido a que existen dos tipos de diabetes, de tipo uno y de tipo dos, cada una de ellas presenta condiciones diferentes y veremos el por qué.

La diabetes de tipo uno no puede ser prevenida. Solo basta con contraer un virus para que una persona desarrolle diabetes de tipo uno. Además depende del funcionamiento del organismo de la persona. Aunque algunos científicos creen que esta enfermedad puede tener su origen gracias a los genes. Ya que estos vienen a ser los que proporcionan la información necesaria para que el cuerpo y organismo de cierto individuo funcione de cierta manera.

Mientras que la diabetes de tipo dos si es posible prevenirla. En la diabetes de tipo dos, el páncreas sigue trabajando, produciendo insulina, pero el cuerpo tienen alguna falla y no responde a la hormona que se está produciendo. Principalmente quienes desarrollan diabetes de tipo dos son los que tienen sobrepeso. Por lo que una forma segura y verídica de prevenir este tipo de diabetes sería estar en un peso ideal. Lo cual está relacionado estrechamente en consumir alimentos saludables y hacer constantemente ejercicio.

Algunas de las cosas que puedes incluir en tu vida para evitar tener diabetes de tipo dos es:

  • Incluye más frutas y hortalizas a tu dieta. Mientras más saludable y menos alimentos con sal consumas, mucho mejor.
  • Cocina tus platos con alternativas como el perejil, albahaca, romero y otros condimentos que sustituyen a la sal.
  • Limita el consumo de carnes rojas y blancas a menos de 5 veces por semana.
  • Realiza actividades físicas para mantener en un peso adecuado. Con 30 minutos de actividad física por día es beneficioso.

Si en una persona de la tercera edad presenta los siguientes síntomas, entonces altamente probable que esté en sus etapas iniciales de padecer diabetes:

diabetes

Tratamiento para la diabetes

Para casos de pacientes con diabetes tipo uno el tratamiento es simple. Administración de insulina por el resto de su vida.

Para la diabetes de tipo dos lo principal es adaptarse a un programa de dieta y ejercicios cardiovasculares. Aunque también pueden administrarse antidiabéticos de forma oral. Si lo mencionado no basta, de acuerdo con las indicaciones nuestro médico, podemos administrarnos cantidades necesarias de insulina.

Una dieta que puedes seguir y apegarte para tratar tu diabetes sería:

  • El nivel de consumo en cuanto a grasas saturadas ha de ser inferior al 7 % del total de calorías.
  • Disminuir el consumo de grasas de origen animal. Como la mantequilla, crema de leche, tocino, entre otros.
  • El pescado resulta la mejor opción para diabéticos.
  • Comer poco y varias veces al día. Evitando comidas con altos niveles de azúcar y todos aquellos alimentos que produzcan un aumento estrepitoso del nivel de glucosa.
  • Introduce un estilo de vida deportivo en tu vida. Hacer actividades físicas aumenta la capacidad de controlar los niveles de glucemia en la sangre y reduce el sobrepeso.
  • Es el pilar del tratamiento de la diabetes tipo uno, pero también forma parte del tratamiento de la diabetes tipo dos. La insulina se debe administrar mediante una inyección subcutánea.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *