La depresión es una enfermedad totalmente grave que necesita un oportuno tratamiento. Es una enfermedad que, además de afectar a la persona que la padece, también arrastra con ella el bienestar de los familiares de dicha persona.

Teniendo en cuenta que en la actualidad esta enfermedad es un gran problema para la sociedad alrededor del mundo, que ya ha acabado con gran cantidad de vidas y de diferentes formas.

Por su parte, la depresión en las personas de la tercera edad es totalmente habitual. En la cual, interfieren muchos acontecimientos que acarreó la persona durante toda su vida. Y también se resaltan ciertos trastornos médicos y crónicos que afectan a las personas mayores en general.

¿Por qué se desarrolla la depresión en personas mayores?

Tal y como se mencionó, algunos acontecimientos de la vida de la persona, pueden causar una depresión durante la etapa de la vejez. Al igual que trastornos médicos debilitantes, la pérdida de seres queridos o simplemente la incapacidad que las personas mayores presentan para efectuar diferentes actividades.

A continuación, las causas más comunes detalladamente:

  • Factores biológicos: déficit vitamínico asociado a la dieta, enfermedades crónicas como la hepatitis o el cáncer, alteraciones bioquímicas a nivel cerebral o enfermedad de la glándula tiroides.
  • Factores psicológicos: sensación de impotencia, vivencias de inutilidad, temor a circunstancias vitales desagradables o pérdida del control sobre su entorno.
  • Factores sociales: falta de apoyo y comprensión social, pérdida de seres queridos, jubilación, etc. Lo cual, les provoca un gran estrés que acaba en depresión.

¿Cómo les afecta a las personas de la tercera edad?

Una vez que los adultos mayores padecen de depresión, esto les afecta gravemente a nivel cerebral. Produciendo considerables cambios y déficits neuropsicológicos.

Por ello, pueden disminuir la velocidad de procesamiento de la información. También, les perjudica la capacidad de recordar acontecimientos y personas. Y en general, los adultos mayores van perdiendo las funciones ejecutivas a causa de la depresión.

¿Cómo solucionarlo?

Para finalizar, lo más indicado para atacar la depresión en personas de la tercera edad es acudir a un psicólogo o psiquiatra efectivo. Que con sus estrategias, consiga contrarrestar y suprimir esta enfermedad.

Pero entre algunas recomendaciones, se puede afirmar que ejercitarse ayuda y evita en gran medida la depresión. Al igual que, socializar con nuevas personas o leer. Y en caso de padecer alguna enfermedad, tener plena conciencia de ello y tratarlas simultáneamente con la ayuda del médico especialista y el psicólogo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *