El aumento de la esperanza de vida es un avance en nuestra sociedad. Pero con la edad, las personas mayores pueden padecer enfermedades como la demencia y alzhéimer.

¿Es lo mismo demencia y alzhémer?

Las dos enfermedades son neurológicas. En el caso del alzhéimer se trata de una enfermedad incurable y que por desgracia suele terminar con la muerte del paciente. A diferencia de la demencia senil, en la que existen varios tipos. Y el paciente puede mejorar, siempre depende de cuál sea la causa de la enfermedad.

La diferencia entre demencia y alzhéimer

A menudo desconocemos la diferencia entre demencia y alzhéimer. Es cierto que la demencia senil puede que derive del alzhéimer. Y esto puede ser debido a los pequeños infartos en el cerebro. Pero la demencia también puede derivar del Parkinson, de las drogas o de tumores cerebrales, entre otros motivos.

La demencia senil afecta tanto a la memoria, como al razonamiento, comunicación, toma de decisiones, orientación y movilidad.El alzhéimer puede afectar a lo mismo que la demencia, pero además se le suma la perdida de la capacidad intelectual.  Por ello, las personas que padecen demencia no pueden llevar una vida normal. Estos síntomas van apareciendo poco a poco y con el tiempo suelen agravarse. El paciente ya no podrá realizar las actividades que antes hacia de forma cotidiana.

¿Qué síntomas tienen la demencia senil y el alzhéimer ?

La demencia senil tiene como primer síntoma la pérdida de memoria a corto plazo, ya que se olvida por ejemplo donde se estuvo ayer, con quien o que hizo. Además, también puede afectar en otros muchos aspectos, como puede ser socializar o conversar. Lo que hace que estas personas tiendan a aislarse.

El alzhéimer tiene tres tipos de síntomas. Puede llegar a afectar la capacidad intelectual, en lo que se refiere a la resolución de problemas o a la toma de decisiones. En cuanto a los problemas psiquiátricos, pueden presentar más agresividad o alucinaciones, entre otros. Y en los problemas físicos podemos destacar la pérdida de las habilidades motoras.

Riesgos de padecer demencia y alzhéimer

Entre los 60 y 70 años es la edad con mayor riesgo para padecer estas enfermedades. Aunque la genética en muchas ocasiones también juega gran papel.

Las enfermedades cardiovasculares también son un riesgo para padecer demencia y alzhéimer. Pero si se lleva una vida saludable con una buena alimentación y deporte, se pueden reducir el riesgo de estas enfermedades.

Si se observa cualquier síntoma acude a un médico de inmediato, cuanto antes mejor.

Ya conoces un poco mejor la diferencia entre demencia y alzhéimer, sus síntomas y los riesgos de padecer estas enfermedades. Vela por tu salud y evita riesgos con una buena alimentación, haciendo deporte y siendo feliz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *